IBEX35: Nos espera una temporada complicada

Gráfico en escala semanal/logarítmica. Esta última semana nos confirma que la calma y el buen tono presentado por el Ibex35 en este año 2019 se ha acabado (y eso que ha sido de los índices que menos ha subido en estos meses). No hace falta profundizar mucho en el gráfico para observar que se vuelve a imponer la tendencia bajista de fondo y que como ha pasado en mayo de 2017 y mayo 2018 la llegada de este mes es fatídico para la Bolsa española. Si vuelve a cumplir esta pauta histórica estaríamos hablando de meses a la baja donde las probabilidades de ganar se vuelven aproximadamente de una o dos entre 10. Volviendo al técnico vemos como se pierde la con anterioridad las líneas de tendencia alcista y también en esta última semana en intradía el primer soporte importante en la zona de los 9.107 puntos. De esta forma nos quedamos sin otro suelo de referencia hasta los 8.825.

RECOMENDACIONES PARA OPERAR/TRADING:

IBEX35: La clave en los 9.250 puntos

Gráfico en escala diaria/logarítmica. Esta semana hemos vuelto a recuperar las subidas en nuestro principal índice y aunque todavía son algo insuficientes como para que haya cambio algo sustancial en el aspecto técnico sí que se empiezan a divisar posibles escenarios. Y es que como es fácil de apreciar la zona de los 9.250 puntos se ha convertido en el principal techo a derribar. Durante los últimos meses el Ibex ha estado cotizando por debajo de este nivel con algunos intentos de romperlo sin demasiado éxito. Esto ha propiciado que se haya formado parte de una figura inversa de Hombro-Cabeza-Hombro, a falta de completar precisamente este último recodo. Para ello sería necesario perforar de una vez y de manera nítida la zona de los 9.250 que estaría actuando como línea clavicular. Si se diera este escenario, que lógicamente es una posibilidad, tendríamos una proyección alcista teórica de mil puntos.

RECOMENDACIONES PARA OPERAR/TRADING:

CONTENIDO PARA USUARIOS REGISTRADOS.

IBEX35: Cerca de un punto de rotación

Gráfico en escala diaria/logarítmica. En el último año y medio la línea de tendencia bajista que aparece en el gráfico ha servido de soporte al Ibex. De nuevo en la última jornada ha ido a parar a esta directriz sobre la que ha conseguido en parte recomponerse en intradiario. A destacar también el cumplimiento del objetivo bajista de un doble techo. Como datos a tener en cuenta vemos como el volumen ha aumentado notablemente gracias además al vencimiento de opciones y futuros de este viernes. Y otro apunte son las divergencias alcistas que aparecen en los osciladores técnicos, en la imagen se muestra el RSI típico de 14 sesiones.

Veremos si estamos cerca o si tal vez este mínimo en los 8.468 puntos es un punto de rotación al alza. Algunos indicios como los citados antes sugieren que probablemente sí. Por esta misma razón hemos efectuado algunas compras el pasado viernes con stop de protección ajustados que ya sabemos como se manejan los mercados y la Bolsa es soberana.

IBEX35: Cuando la mejor opción es no operar

Gráfico en escala diaria/logarítmica. Si no hubiésemos operado en estos tres últimos meses del año nos habríamos evitado muchos disgustos. Ahora es fácil decirlo pero ¿quién se hubiera quedado inmóvil y paciente cuando hasta finales de septiembre acumulábamos una rentabilidad anual del +6%? La verdad es que este cuatro trimestre ha sido desastroso y ha dilapidado esas ganancias hasta dejarnos ahora en rentabilidad negativa. Tal vez con un poco de suerte los días que quedan para cerrar el año podamos levantar algo la rentabilidad y marcar una mayor divergencia con respecto al nefasto resultado que nos va a dejar el Ibex35 en este, reitero, pésimo ejercicio.

Pero ojo que no todo es tan negativo como parece. Probablemente vayamos a cerrar 2018 con algunas pérdidas en nuestra Cartera España+12 pero mejorando, o tal vez mejor dicho, con una divergencia positiva con respecto al Ibex del +250%. Si conseguimos mantener este diferencial a nuestro favor cuando lleguen las rachas buenas y sostenidas en Bolsa, que llegarán, podremos no sólo resarcirnos de las actuales pérdidas sino que podremos sacar una buena tajada de rentabilidad a nuestro capital.

Para terminar un rápido repaso al gráfico diario del Ibex35 que como vemos se sitúa muy cerca de mínimos anuales dando así continuidad a la tendencia bajista del último año y medio. El soporte más inmediato es el anterior mínimo del año que encontramos en los 8.627,6 puntos. Por debajo de este nivel se podrían de nuevo acelerar las caídas aunque en la zona de 8.500 hay otro suelo muy potente. Veremos como vamos progresando pero mientras no podamos superar al menos los 8.975 puntos hay poco resquicio para un rebote intensivo.

IBEX35: Sigue empeorando el técnico

Gráfico en escala de dos días/logarítmica. Otra posibilidad de rebote que se nos va. Finalmente el paso de la directriz alcista apenas ha podido contener el ímpetu bajista de estos días y la cotización del índice se salta literalmente la línea de tendencia. Esta apertura con gap que atraviesa un soporte dinámico suele traer consigo más descensos independientemente de que sean inmediatos o algo más tardíos. Tenemos el siguiente suelo técnico en la zona de los 8.585 puntos hasta donde se proyecta el doble techo formado en los 9.670.

El Ibex-35 baja presionado por diferentes eventos, uno de ellos, quizás el más importante es Italia, que ojo nos puede llevar por una senda bajista dura. Y es que si la prima de riesgo de este país sigue subiendo pronto su sistema bancario empezaría a tambalearse lo que provocaría un efecto contagio (ver artículo publicado hoy en El Economista). Y ya sabemos que España, con un montón de puntos débiles abiertos, se vería particularmente afectada.

IBEX35: Estamos cerca de un importante suelo de mercado (II)

Gráfico en escala semanal/logarítmica. Siguiendo el hilo del artículo de la semana pasada sobre el Ibex35 (ver aquí), en ésta que acaba se culmina el descenso, más o menos previsible, hasta el paso de la directriz alcista de largo plazo que justo en este punto se cruza con una importante línea bajista anterior. Ambas directrices formarían un soporte dinámico a tener muy en cuenta y desde donde el índice podría tratar de recomponerse. Otro dato no menos relevante es que esta última semana ha sido la tercera del año con mayor volumen de negociación y los grandes volúmenes suelen darse precisamente en techos y suelos de mercado. No obstante y a pesar de haber sido muy alta la negociación no lo ha sido tanto como para asegurar este dato.

Después de estos cinco días el nuevo mínimo anual queda apuntado en los 8.768 puntos. Un cierre por debajo de este nivel cerraría la puerta a un rebote estructural a la vez que nos confirmaría la prolongación de un ciclo bajista para la Bolsa más extenso e intenso de lo cabría de prever en una etapa de crecimiento económico.

IBEX35: Estamos cerca de un importante suelo de mercado

Gráfico en escala de dos días/logarítmica. Los retrocesos se han convertido casi una constante en las últimas semanas en el Ibex35 que se aleja cada vez más de su media móvil de 200 sesiones. Lo cierto es que la cotización se aproxima a otro punto técnicamente importante donde confluyen una directriz alcista de largo plazo (no confirmada) y una directriz bajista de medio-largo plazo. Por lo tanto estaríamos ante un doble soporte, por una parte el apoyo que nos brinda la alcista y por el otro la posibilidad de un pull-back a la citada bajista. Este punto de encuentro o cruce entre las dos directrices estaría alrededor de los 8.800 puntos. Tampoco debemos olvidarnos de que tras la pérdida de los 9.110 se ha habilitado un patrón descendente de doble techo cuya proyección teórica apunta a los 8.590 puntos.

En mi opinión la proyección del doble techo tal vez no se llegue a completar y el selectivo español tras un año muy bajista y con cuantiosas pérdidas podría estar cerca de encontrar un suelo de mercado desde el que recortar dichas minusvalías. Entiendo que el resto de Bolsas, también muy castigadas estas últimas semanas, podrían encontrarse cerca de la misma situación (abajo subo gráfico del S&P500). Pero ojo, llegado el caso de un rebote generalizado en los mercados nos podríamos encontrar que nuestra Bolsa fuese penalizada por fundamentales, en concreto por la frágil e incierta estabilidad política (por inclusión la económica ahora que se está tratando un borrador de los próximos PGE).

En este segundo gráfico en escala semanal vemos como unos de los índices más importantes a nivel global, el S&P500, se aproxima a su directriz más importante. ¿Rebotará a su paso o incluso tal vez antes como ha pasado ya este viernes? ¿O finalmente perderá la línea de tendencia lo que apoyaría la teoría de algunos analistas sobre una inminente recesión económica?

IBEX35: Ahondando en mínimos anuales. Se impone la tendencia bajista.

Gráfico en escala diaria/logarítmica. Poco ha cambiado la situación en el Ibex35 a pesar del rebote continuado a mitad del mes pasado. La tendencia bajista en el índice sigue y casi se afianza con nuevas caídas que apuntan de nuevo hacia el soporte de los 9.110 puntos. La situación técnica es compleja y se puede complicar aún más si se pierde el nivel de los 9.110, el anterior y reciente mínimo anual. Se complicaría porque esto habilitaría un patrón descendente muy claro de doble techo con una proyección aproximada hacia los 8.590 puntos. Por ahora y mientras el Ibex35 no sea capaz de conseguir cerrar por encima de los 9.671 la tendencia bajista lenta se sigue imponiendo como lo lleva haciendo desde los máximos alcanzados en mayo de 2017 (prácticamente durante año y medio).

IBEX35: Ahondando en mínimos anuales. Se impone la tendencia bajista.

Gráfico en escala de dos días/logarítmica. Desde principios de mayo de 2017 el Ibex35 ha tomado una deriva que bajista que se extiende hasta el día de hoy. En los últimos meses parecía que habíamos entrado en una dinámica lateral hasta que finalmente este semana se ha roto a la baja lo que nos devuelve a la tendencia bajista inicial. Llevamos un mal año y la pérdida del soporte de 9.330 puntos es una mala noticia ya que nos aboca a nuevos mínimos anuales, nos deja sin soportes claros en el corto plazo y porque además convierte este soporte en futura resistencia.

Técnicamente el aspecto del índice es malo y por lo tanto vamos a tratar de evitar de hacer compras que no parezcan muy seguras; operar por operar para perder dinero nunca ha sido buen negocio. Por lo demás esperaríamos un rebote en breve para aliviar cierta sobreventa. Veremos como va evolucionando el escenario técnico pero seguiríamos bajistas y preferiblemente al margen  del mercado español mientras no se supere el nivel de los 9.671 puntos.

IBEX35: Vuelta a mínimos anuales

Gráfico en escala semanal/logarítmica. Se confirman los avisos de debilidad del selectivo español que vuelve a cotizar en niveles de mínimos anuales. La clave ahora pasa por vigilar la evolución del índice que presenta un suelo importante alrededor de los 9.350 puntos. Por la parte alta queda lejos la zona de resistencia de los diez mil cuya superación supondría la salida de esta inestabilidad y de este constante goteo bajista. Tendremos que esperar ya que no se aprecian señales de que se pueda recuperar a corto o muy corto plazo esos niveles.

Gráfico en escala diaria/logarítmica. En diario podemos ver como los máximos de las últimas semanas han sido ligeramente descendentes. Esto ha supuesto una presión adicional a la que hasta ahora era la directriz alcista que hacia de soporte y que finalmente ha terminado por ceder. Por debajo la zona de soporte de los 9.350 puntos ha servido de sostén a la cotización pero es algo que parece momentáneo. Estamos pues punto ante un punto crucial en el que se decidirá si seguimos ahondando en un mal 2018 para la Bolsa (española) o existe todavía posibilidades para recuperar la rentabilidad positiva en el ejercicio en curso. Mientras tanto toca observar y operar lo mínimo.