¿Cómo funciona la Cartera de Introsfera Bolsa?

La Cartera de Introsfera Bolsa se compone de un total de 15 posiciones de las cuales al menos 4 corresponden al mercado español, otras 4 a las distintas Bolsas de la Zona Euro y otras 4 al mercado Norteamericano (NYSE y Nasdaq). Las tres posiciones restantes actúan como comodines y se pueden repartir entre estos tres mercados según vayan apareciendo las oportunidades más interesantes. IMPORTANTE: Todas las publicaciones referentes a la Cartera aparecerán señaladas con el icono gris plateado y letras en verde que se adjunta a la izquierda a la altura de estas líneas.

LA CARTERA PASO POR PASO

La Cartera tiene un perfil técnico, por lo que todas las operaciones puestas en marcha se han basado en un análisis técnico previo.

Todos los movimientos de la Cartera son publicados en la página principal por orden cronológico. Además son enviados previamente por correo electrónico a los usuarios registrados y dados de alta en la Lista de Avisos Diarios, a excepción de las órdenes de compra y venta ejecutadas que son enviadas con posterioridad a su confirmación. Recuerda que si tienes una suscripción activa puedes darte de alta aquí en la Lista de Avisos Diarios.

El inicio de una nueva operación supone su inclusión en la Tabla de la Cartera que aparece en la parte superior de la página y que es sólo visible para usuarios con una suscripción activada. En ella se pueden consultar todos los detalles, desde su precio de compra, stop-loss, objetivos, diferenciales, cotización, rentabilidades y últimos movimientos. En esta otra página puedes acceder de manera pormenorizada a la información sobre las columnas que aparecen en la Tabla.

La mejor forma de explicar en que consiste todo el desarrollo de una operación desde su entrada hasta su cierre es ilustrando todo este proceso con un ejemplo fácil de entender. Para ello utilizaremos como muestra una compra ficticia sobre las acciones de Telefónica.

EL INICIO DE UNA OPERACIÓN: COMPRA ACTIVADA

Una vez localizada una oportunidad de trading en cualquiera de los mercados sobre los que se tiene cobertura se procede a publicar todos los detalles necesarios para activar esta nueva compra. A continuación vamos a ver como sería este artículo siguiendo el ejemplo propuesto de Telefónica.

En el mismo título o encabezado del artículo aparece el nombre del valor y a continuación el tipo de operación que vamos a realizar. En este caso el valor es Telefónica y el tipo de operación es una compra donde además vamos a encontrar una análisis de su situación técnica. Debajo del título encontramos la fecha de la publicación y la hora que suele ser aproximada.

El apartado de análisis técnico comprende uno o varios gráficos del valor y sus correspondientes indicaciones técnicas: las imágenes son ampliables mediante un clic o toque de pantalla. Justo debajo, en Consideraciones, se explica brevemente los detalles más relevantes del estudio.

El apartado de Operativa de Cartera es tal vez el más importante ya que reúne todos los datos que vamos a necesitar para realizar la compra. Vamos a desgranar este apartado siguiendo el ejemplo anterior:

  • Fecha Activación y Fecha Vigencia. Se refiere al plazo en el que tendrá validez la orden de compra. Normalmente desde la apertura del mercado en la fecha indicada hasta el mismo cierre en la sesión también descrita.

  • Título, Ticker y Mercado. Hace referencia al nombre del valor que vamos a comprar, su ticker o código bursátil y el mercado o país donde cotiza. En el ejemplo ya vemos que el Título es TELEFÓNICA, el Ticker es TEF y el mercado ESPAÑA.

  • Tipo de Orden y Precio Máximo. Muy importante este dato. Hay dos tipos de órdenes de compra:

i) Compra Limitada. Aquella que se realiza a un precio máximo determinado y del que se informa a continuación. Es la orden que figura en el ejemplo de Telefónica, en este caso compraríamos a un precio máximo de 4,000 euros, nunca por encima. No se suele indicar un precio mínimo pero no es aconsejable tampoco comprar por debajo del nivel de Stop-Loss al que se hace referencia más adelante.

ii) Compra Condicionada. Se tiene que cumplir una condición para que la orden de compra se active. Una vez activada se tiene que cumplir además un precio máximo establecido. Este tipo de órdenes se usan habitualmente para entrar en valores que se disponen a romper alguna resistencia importante dando paso a una fuerte escapada.

Como ejemplo, imaginemos que Telefónica cierra un día en los 3,98€ y presenta una resistencia que ha intentado superar en reiteradas ocasiones en los 4€. Parece probable que si consigue superar estos 4€ el precio va a rebotar con mayor intensidad. Sin embargo, si no lo consigue podría pasar lo contrario y el precio podría bajar con fuerza. ¿Qué deberíamos de hacer entonces? Lo ideal para estos casos es establecer una orden de compra que se debería activar ÚNICAMENTE si la cotización supera los 4€ (condicionante) y con un precio máximo de entrada de por ejemplo 4,02€. De esta forma «casi» nos aseguraríamos la compra a un precio limitado siempre y cuando se haya cumplido antes el condicionante. Este ejemplo se publicaría anteponiendo un rombo como señal de condición y siguiendo esta nomenclatura: ♦ SI PRECIO > 4,000 € – PRECIO MÁXIMO: 4,020 €.

A pesar de que este tipo de órdenes aportan una mayor fiabilidad no garantizan el éxito de una operación. Por otro lado, no se recomienda una ejecución manual de este tipo de órdenes ya que los precios suelen oscilar con mucha rapidez. Actualmente la mayor parte de los brókers disponen de órdenes condicionadas por lo que lo más aconsejable es tenerlas activadas incluso antes de la apertura del mercado.

  • Stop-Loss y Estimación. Nos indica el porcentaje en negativo que calcularemos sobre el precio de compra y que luego le restaremos para obtener un cortafuegos ante posibles pérdidas. La Estimación hace referencia al cálculo realizado sobre el precio máximo de la compra. Si  el precio de ejecución fuese menor del esperado, el Stop-Loss podría sufrir variaciones normalmente a la baja. En cualquier caso, el dato definitivo se obtendrá y se publicará una vez confirmado el precio de entrada en Cartera. Se recomienda tras la compra tener activada la orden Stop-Loss a la mayor brevedad. Tenga en cuenta que le ayudará a limitar posibles pérdidas y lo más importante, a proteger su capital.

También usaremos el precio estimado del Stop-Loss como límite inferior para las compras, es decir, no ejecutaremos una compra por debajo de este precio. Aunque en un principio podría resultar un mejor precio de entrada, lo cierto es que cuando un valor registra un descenso tan acentuado nos indica que algo no está yendo bien y que por lo tanto se podría ampliar esta caída.

Actualmente la inmensa mayoría de los brókers ofrecen a sus clientes la posibilidad de activar órdenes tipo Stop-Loss o Stop de Protección. Es un elemento indispensable para el trading y para operar con ciertas garantías.

En nuestra Cartera el diferencial del Stop-Loss más habitual es de alrededor de entre un -5% y un -6% sobre el precio de compra. En ocasiones puede ser incluso más reducido pero en ningún caso va a superar el -7%, siendo este el máximo de pérdida estimado. Obviamente, por circunstancias del mercado puede haber eventualidades en los que haya que asumir un perjuicio mayor como por ejemplo una apertura o reinicio de la cotización por debajo de nuestro nivel de Stop-Loss.

  • Objetivo parcial 1 (50%) y Estimación. Nos indica el porcentaje en positivo sobre el precio de compra al que vamos a ejecutar la primera venta parcial con idea de recoger parte de las ganancias que nos pueda ofrecer la operación. Salvo indicación contraria los parciales van a ser de un 50% cada uno, es decir, en el primer objetivo venderemos la mitad de la posición y en el segundo objetivo (cuando se establezca) venderemos la otra mitad. La Estimación hace referencia al cálculo de este porcentaje sobre el precio máximo de compra. Como en caso anterior del Stop-Loss, el Objetivo parcial 1 definitivo se informará tras la ejecución de la orden de compra.

En nuestra Cartera el diferencial del Objetivo parcial 1 (50%) suele rondar el +11% o +12% de ganancia que se corresponde aproximadamente con el doble del porcentaje usado en el Stop-Loss. En ocasiones si el riesgo de la operación o la volatilidad es alta este porcentaje puede ser todavía más amplio.

Si nos fijamos en el ejemplo de Telefónica veremos que el Stop-Loss propuesto es del -5,05% mientras que el diferencial para el Objetivo 1 es ligeramente superior al doble, en concreto del +11,20%. Con esta estrategia en una Cartera real cubriríamos una pérdida por ejecución de Stop-Loss con una ganancia en la que se alcanzase el primer objetivo.

  • Objetivo parcial 2 (50%) y Estimación. No suele ser habitual incluirlo pero en ciertas operaciones podemos marcar desde la misma activación de compra un segundo objetivo. Al igual que en el primer hace referencia al porcentaje de ganancia aproximado al que venderíamos el resto de la posición en Cartera. La Estimación es el cálculo de este porcentaje sobre el precio de compra máximo.

  • Ratio Riesgo/Beneficio y Calificación de Riesgo. Este ratio es el resultado de dividir el porcentaje de pérdida del Stop-Loss entre el porcentaje de ganancia del primer objetivo. Es un mero indicador que nos puede dar una idea de la eficiencia de la operación. En nuestras operaciones este ratio va a estar siempre por encima de 2 puntos, esto quiere decir, que con el primer objetivo cumplido cubriríamos las posibles que nos hubiera ocasionado este trading u otro en iguales condiciones. Siguiendo un sencillo ejemplo, pongamos que hacemos una inversión de 100€ con un Stop-Loss del -5% y un Objetivo 1 del 50% de la posición con una ganancia del +10%. Si la inversión fuese mal perderíamos 5€ al saltar el Stop-Loss. En cambio si fuese bien y llegásemos al primer objetivo obtendríamos de ganancia 5€ (como sólo vendemos la mitad de los 100€, el cálculo sería el +10% sobre 50€). Como se puede apreciar la ganancia sólo del primer parcial ya nos cubre la posible pérdida que nos habría ocasionado un mal resultado. De todo esto se deduce que cuanto mayor sea el Ratio Riesgo/Beneficio más interesante es la operación.

La Calificación de Riesgo informa del nivel de riesgo de la operación atendiendo a varios parámetros como es el riesgo propio del valor según su historial, su volatilidad, liquidez, o también el momento del mercado, la coyuntura económica o el comportamiento de un sector en concreto, etc. Cuanto mayor es este nivel más riesgo hay de pérdidas que incluso, en algunos casos, podrían superar las estimaciones. Estos son los diferentes grados de riesgo utilizados (en la renta variable no existe un nivel de riesgo bajo): 1) Medio, 2) Alto, 3) Muy Alto y 4) Extremo.

  • Notas. Cualquier comentario o anotación que pueda ser relevante para la activación de esta compra para el mismo inicio de la operación.

Además de aparecer la activación de una nueva compra publicada en la página principal y de enviarse por correo electrónico a los Usuarios con suscripción activa, también hay un cuadro resumen en la parte superior de la página, en la Pestaña «Compras Pendientes» que se puede consultar. Siguiendo el ejemplo de Telefónica la aparición de la orden quedaría reflejada en ese cuadro como figura a continuación:

COMPRA EJECUTADA Y SU ENTRADA EN CARTERA

Una vez iniciado el plazo de validez de la orden de compra si el título que vamos a adquirir cumple con el requisito de cotizar al precio máximo establecido o a un precio mejor (sin que tampoco esté por debajo del Stop-Loss) le daremos oficialmente entrada en Cartera. Suele ser muy habitual que se tome como referencia el mismo precio de apertura de la sesión.

Siguiendo con el ejemplo de Telefónica supongamos que el día 15/03/2021 abre la sesión a un precio de 3,974€, un precio ligeramente mejor que el máximo previo de 4€. Esta circunstancia nos permitiría además rebajar ligeramente el Stop-Loss y el primer Objetivo facilitando una mejor resolución del trading. Los datos que se publicarían en la página principal y que posteriormente se enviarían por email quedarían como sigue:

Como se puede observar en este ejemplo además de indicar el precio de compra oficial también se informa del precio Stop-Loss definitivo y del precio del primer Objetivo y los diferenciales de ambos quedando ambas órdenes automáticamente activadas. Estos serán los datos oficiales de la operación que se acaba de iniciar y que además se van a trasladar a la Tabla de la Cartera. Recuerda que en este enlace puedes consultar más información acerca de esta Tabla. Siguiendo con el ejemplo de Telefónica así se reflejaría esta operación en dicha Tabla:

 

SUBIDA DEL STOP-LOSS

Si la operación va evolucionando de manera satisfactoria llegará un momento en el que las ganancias latentes permitan ‘cubrir’ la operación, esto es, poder subir el Stop-Loss hasta situarlo por encima del precio de compra. De este modo nos protegeremos, salvo eventualidad inesperada, de entrar en pérdidas.

La primera subida de Stop-Loss normalmente se produce cuando hay una ganancia latente superior al porcentaje del Stop-Loss en precios de cierre de sesión o bien cuando se supere un máximo semanal que actúe como resistencia también en precios de cierre. Siguiendo con el ejemplo de Telefónica pongamos que el día 23 de marzo consigue cerrar en los 4,22 euros por acción (no es un dato real) lo que nos dejaría una ganancia del +6,19% (la compra se hizo a 3,974€). Este +6,19% es en valor absoluto mayor que el absoluto del Stop-Loss inicial de -5,13%. Esta va a ser la señal que nos indique que podremos subir el Stop de protección por primera vez hasta situarlo, al menos, ligeramente por encima del precio de entrada. En el ejemplo arriba publicado hemos subido el Stop-Loss de 3,770€ hasta los 4,012€. Si el título llegase a retroceder, y si no hay otras eventualidades, el Stop-Loss nos saltaría en los 4,012€ lo que nos dejaría un resultado plano del +0,96% (aproximadamente para cubrir comisiones), pero sin llegar a entrar en pérdidas.

Si la operación fuese ampliando ganancias volveríamos a subir el Stop-Loss siguiendo bien un criterio técnico o bien un criterio de prudencia con idea de ir asegurando parte del beneficio generado.

Todos los cambios de Stop-Loss son avisados con suficiente antelación para que los Usuarios puedan modificar las órdenes. Además son enviados vía correo electrónico siempre que estén dados de Alta en la Lista de Avisos Diarios. Y en la Tabla de la Cartera se destaca el cambio en color sobre la línea del trading abierto:

 

DIVIDENDOS Y/O AMPLIACIONES DE CAPITAL

En ocasiones alguno o algunos de los títulos en Cartera nos van a pagar dividendos. Este es un dato importante a tener en cuenta ya que tendremos que adaptar todos los niveles operativos a los nuevos precios del título. En este sentido debemos tener muy en cuenta que el dividendo, que es la parte del beneficio de la empresa que paga a sus accionistas, se termina descontando del precio del título. En consecuencia tendremos que reducir en la misma proporción los precios de compra, Stop-Loss y Objetivos de venta.

Volvamos a suponer que en nuestro ejemplo, el día 25 de marzo Telefónica reparte entre sus accionistas un dividendo bruto de 0,25€ por acción. Si el día anterior cerró la sesión en los 4,27€ en la apertura del día 25 el título va a descontar el importe de este pago abriendo a un precio de 4,02€. Tendremos que estar muy atentos para que con anterioridad podamos ajustar el Stop-Loss y los Objetivos de venta. En primer lugar para rehacer los cálculos vamos a descontar los 0,25€ del precio de compra de la operación: 3,974€ – 0,25€ = 3,724€. Desde este nuevo punto de referencia vamos a recalcular el Stop-Loss que si antes estaba en los 4,012€ que suponía un +0,96% sobre el precio de compra, ahora debería estar aproximadamente a la misma distancia: 3,724€ * (1+0,96%) = 3,760€. Igualmente con el primer objetivo que si antes estaba en los 4,414€, un +11,07% sobre el precio de entrada, ahora pasaría a estar en los 4,136€ = 3,724 * (1+11,07%). De la misma forma haríamos con el segundo objetivo de venta si lo hubiese.

De igual manera para las operaciones abiertas se reformularán los precios si el dividendo se pagase de otra forma que no fuese en efectivo, como ocurre con los scrip dividend, las ampliaciones de capital liberadas u otros tipos de ampliaciones de capital, etc. Obviamente tendremos que valorar estos eventos y para ello la manera más fácil es hallar la diferencia entre el cierre de la sesión anterior al evento y su posterior apertura.

En la medida de lo posible el pago de dividendo, ampliaciones de capital, etc. son avisos con suficiente antelación a los Usuarios por los cauces habituales. Si bien vamos a tratar de evitar la compra de compañías que estén inmersas en ampliaciones de capital u operaciones corporativas de resultado incierto. Por último, el descuento de dividendos quedaría remarcado en la Tabla de la Cartera como sigue (se señala sólo los precios a los que se ha procedido a descontar el dividendo):

VENTAS ACTIVADAS

En general, cuando se inicia una operación, de manera automática se activa la venta del primer parcial que como se ha comentado anteriormente suele suponer el 50% de la posición. Este detalle aparece en la misma publicación de «Compra ejecutada» indicando además el primer objetivo de la venta, la rentabilidad que nos dejaría y el Estado de la orden que sería Activado.

Adicionalmente cuando las condiciones de la operación lo requieran se podrá variar el precio de venta del primer parcial, así como del total de la operación o del segundo parcial si el primero ya estuviera ejecutado.

Siguiendo el ejemplo de Telefónica se podría dar el caso de que por diversas razones nos interesase recoger ganancias totales como se expondría a continuación:

VENTAS EJECUTADAS

En este apartado se pueden dar diversas circunstancias que propicien la salida total o parcial de la posición en Cartera. Vamos a disgregar cada una de ellas:

a) Se ejecuta la venta del primer parcial. Cuando se alcanza el primer objetivo se ejecuta de manera automática la primera venta. Cuando esto suceda se publicarán todos los detalles que incluyen el precio de venta definitivo, el porcentaje de la posición enajenado y la rentabilidad del mismo.

b) Se ejecuta la venta del segundo parcial. Al igual que en el caso anterior, alcanzado el segundo objetivo se ejecuta automáticamente la venta del segundo y definitivo parcial. También se publicarán todos los datos de la orden ejecutada: precio de venta definitivo y la rentabilidad parcial y total de la operación. A continuación un ejemplo de como sería esta publicación si hubiera sucedido esto en el caso que estamos tratando de Telefónica:


c) Se ejecuta la venta total. Esto sucede cuando se da uno de estos dos casos:

i) Salta el Stop-Loss. El precio del valor alcanza el nivel del Stop-Loss y por lo tanto se activa de manera automática la orden de venta total y ésta se ejecuta. Obviamente si no ha dado tiempo a subir el Stop-Loss y este sigue por debajo del precio de compra el resultado de la operación va a ser negativo, es decir, nos va a dejar pérdidas. En cambio, si el Stop-Loss ya lo tenemos por encima del precio de compra la operación se saldará con un resultado plano o con ganancias. Cuando esto ocurre hablamos de tener la operación cubierta. Por otra parte, si no tenemos el primer parcial vendido, al saltar el Stop-Loss daremos salida al total de la posición. Por el contrario, si el primer parcial ya fue vendido sólo daremos salida al resto de la posición en Cartera.

ii) Objetivo único alcanzado. Cuando nos interese podemos establecer un solo objetivo para toda la operación o mejor dicho podremos cambiar el plan inicial de dos parcial a uno solo. Esto se hace principalmente cuando nos interese rotar hacia otro valor con mayor proyección, cuando la operación abierta se encuentra mucho tiempo parada y no cumple expectativas o bien cuando hay riesgo bajista o de otra índole.

Como en los casos anteriores, una vez ejecutada la venta total por cualquier motivo, éste se expondrá en su correspondiente artículo detallando el precio de salida, rentabilidad y cualquier otra anotación que resulte de interés.

HISTÓRICO

Una vez cerrada una operación se pasan todos los detalles y el resultado al Histórico de la Cartera para realizar un cómputo en diversos periodos: mensual, anual e inicial (desde su comienzo en octubre de 2019). De esta forma podremos ir viendo la trayectoria del portfolio y su rentabilidad a lo largo del tiempo, además de analizar todos estos datos y poder realizar comparaciones.

En el enlace de esta línea se puede acceder a este Histórico de operaciones.

 

[VOLVER A LA PÁGINA DE INICIO]