ENDESA. Situación técnica. La cara y la cruz


Gráfico en escala semanal/logarítmica. Las acciones de Endesa suben en lo que llevamos de semana un +4,3% y en la última sesión consiguen batir la resistencia de los 20,36 euros en precios de cierre. Esta rotura habilita un patrón alcista de doble suelo que tendría proyección a corto-medio plazo hacia las cercanías de los 24,50 euros. Esta sería la parte técnica positiva. Sin embargo, este avance se ha detenido justo al paso del techo de su canal bajista por lo que todavía no podríamos dar por superada la actual fase descendente. Esta es la parte negativa… de momento.

Los osciladores técnicos en escala semanal son favorables a una rotura al alza del canal. Si finalmente se consigue en precios de cierre, a pesar de las resistencias importantes que todavía quedan por derribar, se podría llegar a cumplir a corto-medio plazo el objetivo de ese doble suelo.